viernes, 22 de mayo de 2020

AUTORIDAD, HONESTA Y HUMILDE

Severo castigo para politicos corruptos.." < Objetivo Digital
¡Qué p…Joselito!…hace tiempo que estamos podridos de ver que la plata pública – que çustedes los académicos chetos llaman recursos- son tragados por muchas autoridades arrebatadas por la corrupción y el poder. Ahora, katú, con el covil-19 saltan las denuncias.

¡Araka éiko la ñane autoridad kuera o je py á poranduta!: ¿Desde que me votaron para ser autoridad, estoy utilizando bien los recursos que tengo en mi institución?. ¿Estoy con la conciencia tranquila o limpia? ¿Doy garantía de honestidad a la ciudadanía?

Es hora ya de tener autoridades honestas que usen bien la plata y puedan llegar a la gente que más lo necesita. Antes ya loo, y ahora, con esta cuarentena agrava más crisis por pérdida de puestos de trabajo y los más golpeados son quienes viven de changas…

Cada día saltan más casos de corrupción salpicando a este o aquel funcionario público, parlamentario, juez, fiscal,…zambullidos en la hedionda cloaca de pillaje, depredación,  prostitución…disparó Goyín visiblemente enojado.

Estos abortos sociales pio no tienen familia mba´é. ¿No piensa pio que sus hijos menores pueden ser escrachados en la calle o en la escuela por causa de su papá mondahá? ...¿Por qué pio la nenita tiene que pagar los delitos del corrupto?... a punto de explotar de ira.  

¡Pará amigo,…vas a infartar!...dijo Joselito. Dejó pasar unos minutos, luego…con tono indulgente, preguntó: ¿querés escuchar mi opinión sobre tu enojo? La respuesta no se hizo esperar…“e joká katú hese”.

Joselito he´í: Te doy razón, en parte. Parece que es algo imposible pedir honestidad a Los “pokaretos”. Pero es posible, -aunque no muchos-, hay políticos honestos, que rechazan  la corrupción. Saben que es como el covid-19 asintomático, que va matando.

Muchos “ciudadanos de 2ª.” como vos y yo -según nuestro “Cervantes mbyá criollo”-repiten casi normalmente esta gloriosa idiotez faraónica: «No importa que la autoridad robe…lo que importa es que haga obras»
  
Así, prometen todo, pero eso sirve solo para el momento, porque tarde o temprano, acaban muy mal, desprestigian su imagen personal, y golpean a su núcleo familiar…que quedará marcado para siempre.

Es mejor caminar en la verdad, llamar a las cosas por su nombre y no esperar que suceda algo grave para reaccionar. Las autoridades deben ser íntegras, cumplir sus promesas. Benedicto XVI dijo claramente que hay «Crisis de Verdad» (13.05.2010)

La humildad informa que ningún mortal es perfecto, que por el camino rectificamos errores. La humildad hace pisar tierra al “Nerón” moderno, que los aplausos y halagos de su “fauna hurreril”, elevaron  su ego, infectándolo el “síndrome de diocesillo”.

La humildad es de valientes. La soberbia nos no deja ver en que estamos fallando. La soberbia dice «los demás fallan, vos, estas bien», y con ese pensamiento nunca podremos mejorar.ç

 Además, y por encima de competencias y créditos académicos, necesitamos políticos y autoridades con valores éticos. Estos valores no se compran…se consiguen con esfuerzo y dedicación, que comienzan en el taller de la vida: "La familia”. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario