martes, 27 de octubre de 2020

EL SENTIDO DE LA VIDA

                   
No es necesario ser gran filósofo para reflexionar sobre el sentido de la vida. Sin embargo, cuando se hace esta pregunta, no siempre se obtiene una respuesta firme y clara.

 Unos dicen vivir “felices”, confundiendo felicidad con satisfacción, por el hecho de tener algo que comer, vestir o beber (chupar como descocido- i chalai pá peve). Otros, no saben para qué viven…y nunca falta quien afirma: ¡la vida "loo" es una porquería!

Es que, de todo habemos en la viña del señor, reza el adagio, porque, no faltan gente mezquina, profetas de fracasos y saboteadoras, desalmadas lejos de la projimidad, es decir, los “letraditos”, prestos a “joder” la vida de otros.

Pero no todo es negativo. La crisis del covid-19 provocó iniciativas solidarias para ayudar a los más vulnerables y mantener la mente activa durante los días de confinamiento. Porque no estamos solos en la lucha contra la enfermedad y otros males.

Mucha gente decidió hacer “ollas populares” para ayudar al necesitado en todo el país.  Así es como funciona la solidaridad, poniéndose en el lugar del otro, ayudándose mutuamente con actos de bondad y generosidad.

Ahí están los llamados “soldados de primera fila”, médicos, enfermeras y quienes hacen parte del plantel; personal de blanco, “Grupos anónimos de esperanza”, los héroes en tiempos de pandemia….y ¡tantos otros anónimos más!

Para muchos, la vida sin propósito carece de sentido, porque, no pocas veces, se vive la vida sin un propósito que motive para seguir adelante, salvo aquella que dé lucro.

Con un pueblo unido en el esfuerzo solidario, la sociedad jamás será vencida. Para ello, es urgente que el humano limpie sus hábitos mentales, arrancando los escombros de su antigua costumbre avara: “moñai”.

Dirá S. Núñez, si no se hunde el arado hasta muy adentro, descuajando previamente la perversidad de ciertos hábitos malignos (egoísmo, chente kó-chente sé), el semillero en que hoy nos empeñamos, no dará la cosecha que esperamos.

Si la violencia, pobreza, hambre y dolor, si las peleas y enfermedades se equilibran al poner en la balanza lo bueno del humano: amor, amistad, arte, progreso…sentimos efectos tan gratificantes cuando hacemos algo por los demás.

Se nota el gesto de alegría en la cara del que ayuda, al sentirse útil. Esto despierta efectos que repercuten en nuestro bienestar general. Ayudar, no sólo nos hace bien espiritualmente, sino, además, beneficia nuestra salud física.

Es bueno para sí narcisista, el cristiano sociológicamente difunto. Pero, la esperanza dice que a pesar de todo, hay en el humano más cosas dignas de admiración que de desprecio, que da más fuerza sentirse amado que creerse fuerte y que, solo se posee lo que se dona.

"Les doy un mandamiento nuevo: Que se amen los unos a los otros. Así como yo los amo a ustedes, así ámense los unos a los otros" (Juan 13, 34)

Una de las claves de la felicidad es tener claro el sentido de la vida. Para unos es conseguir logros. Para otros: la vida no tiene sentido debido a tanto dolor y negatividad con la que se encuentran a su paso.

Luego, la mejor forma de conseguir felicidad en la vida es sirviendo a los demás. ¡Probemos esta fórmula amigos!… ¡Ña tanteá mina kapelú

lunes, 26 de octubre de 2020

DELINCUENTE: Por ¿Opción o Vocación?

Pensando en la realidad por la que pasa el terrícola de varios países, incluido el nuestro, donde nadie está protegido para evitar que un delincuente le robe o le saque la vida, llama a meditar las imparables actividades delictivas.

¿Cómo disminuir la delincuencia? Una de las maneras -sin duda- es ofrecer a la juventud, oportunidades de trabajo, que mantenga esas manos ocupadas en algo productivo.

En cada barrio pobre, en cada rincón, deberían crearse fábricas de muebles con materiales diversos, talleres de artesanía, fábricas de zapatos, procesadoras de alimentos, fábricas de quesos, sastrerías, cultivos hidropónicos, criaderos de peces, etc.

No se justifica. Sí, se explica que muchos jóvenes delinquen por faltas de oportunidades. El mundo que construimos no es un mundo con equidad. ¡Otros delinquen por vocación!

La ola de asaltos a mano armada en distintos lugares del país no para. Se agregan los asesinatos, violaciones y otros hechos alarmantes que ponen en zozobra a las personas. Se evidencia el norte de la inseguridad creciente 

También, es parte de esta fauna delictiva, ms que se creen hijos de “papá” y dicen que asaltan y agreden por diversión en las calles. (ADN Paraguayo-21.10.20)

Repito: Los papás permisivos –no malos, suelen criar hijos inconscientes patoteros, es decir, goriloides, porque: “Del mismo cuero sale la correa”… afirma el refrán.

De padres permisivos surgen hijos prepotentes con síndrome de “gerente general del universo,  ignorantes de cómo usar la libertad para elegir el bien y evitar el mal, por no discernir lo bueno de lo malo.

Estos no delinquen por falta de “opciones”. Lo hacen por ¡vocación! Los hijos no necesitan que seamos sus amigos, porque camaradas tienen muchos, papás solo dos y muchas veces ni eso. 

Está de moda entre algunos ridículos papás ñémbo millennials, creerse más cooll al considerarse amigos de sus hijos. Son muy “chúlina”, farrean con ellos, “chupan” juntos porque para eso ndajé”, son “amigos”

Muchas veces se visten con el mismo estilo y actúan de igual a igual, para que ni ellos ni sus amigos piensen que son “mala onda”. Así el hijo al llegar saluda al papá con un ¡qué tal olúo! ¡Peligrosa actitud!

Alicia Banderas, psicóloga, es contundente: Los padres no pueden ser amigos de sus hijos porque no son capaces de establecer dos aspectos fundamentales en la educación: poner límites y decir “no”. ¡Mbaéicha pio la ne re entendéi lekajá!

Nuestros hijos necesitan fijarse en una figura que les aporte seguridad y establezca reglas. Los límites claros son necesarios pues dan firmeza a la educación. Es decir, los padres deben corregir a sus hijos con amor y mucha paciencia. No ser cómplices de ellos.

Debemos estar presentes para guiar, educar y apoyarles; no para ser sus amigos, sino Papá. "Un buen papá ya es buen amigo". Tenemos que ser su punto de referencia y su contención. No un cómplice.

domingo, 25 de octubre de 2020

¡YO SOY ASÍ! ...

                                  
Hacer las cosas bienmal, es decisión de cada uno. Está en el “sistema operativo”, es decir, en el interior de cada terrícola. Somos libres para vivir nuestro cielo o nuestro infierno. Pero, “Ser libre para delinquir no significa tener derecho a ser delincuente”

"La puerta del cielo", es un cuento ZenLos cuentos zen son piezas bellas y poéticas que bajo la apariencia, sencilla se esconden enseñanzas útiles… como el siguiente:

“Un guerrero samurai fue a ver al maestro Hakuin y le preguntó: ¿Existe el infierno y el cielo? ¿Dónde están las puertas que llevan a uno y al otro? ¿Por dónde puedo entrar?

Hakuin le respondió con una pregunta: ¿Quién eres?  -Soy un jefe samurái, le respondió el guerrero. Hasta el mismo emperador respeta.

Hakuin se rió y contestó: ¿Un samurai, tú?... ¡Pareces un mendigo!. - Herido en su orgullo, el samurai desenvainó su espada ya punto de matar a Hakuin, cuando éste le dijo: ¡Esta es la puerta al infierno!

El samurai entendió. Guardó su espalda, y Hakuin dijo: ¡Y ésta es la puerta del cielo!

Un samurái no sólo es un Guerrero, también está entrenado para controlar sus emociones, mejorar su mente y destreza en el uso de sus armas. Controla su voluntad, por lo tanto, puede cambiar su actitud.

Es pobre excusa repetida hasta la saciedad por impuntuales, prepotentes (mbareté), deshonestos (pokaré) decir: Lo siento mucho pero, a estas alturas de mi vida, yo ya no voy a cambiar”. 

Otra excusa suele ser la edad: “Soy joven o soy viejo ya”, como si ello justificara no desterrar vicios y remediar faltas. Porque si alguien siempre falla se dice: pobre angá, el ko es así loo, hay que tolerar”.

¡No cambian porque no quieren!: “son así” y punto. Un estudio de la Universidad de Edimburgo (Escocia) constó que la personalidad no es tan inamovible como se cree. (Lic. Juan Campaña Miranda)

Todos podemos cambiar si queremos. Dios perdona si lo pedimos con corazón sincero.  

Pero si confesamos nuestros pecados, podemos confiar en que Dios, que es justo, nos perdonará nuestros pecados y nos limpiará de toda maldad (1 Jn 1:9). 

¿Qué pecados? ¡E a na che memby!: De Pereza, Calumnia, Robo, Arrogancia, Avaricia, Cobardía, Corrupción, Adulterio, Egoísmo, Odio, Envidia, Py á ro,  etc…

A quienes se jactan de ser dirigentes cristianos, que sus hijos aprendan esto: “Evita que te desprecien por ser joven; más bien debes ser un ejemplo para los creyentes en tu modo de hablar y de portarte, y en amor, fe y pureza de vida” (1ª Tim 4,12).

"Es que en un mundo donde la universal prostituta del dinero abre las piernas ¿cómo ser buen cristiano?, dirá en hermano en la fe, Carlos Díaz. 

La Ética es una flor muy bella para los chanchos. Etizar la sociedad y socializar la ética es para la mayoría, pretender la cuadratura del círculo".

El hombre, a pesar de sus miserias, es redimible…si quiere. ¡Seamos buenos ejemplos de vida!

viernes, 23 de octubre de 2020

¡¡DEN AL CÉSAR…!!

 Así que mandaron a algunos de sus partidarios, junto con otros del partido de Herodes, a decirle: “Maestro, sabemos que tú dices la verdad, y que enseñas de veras el camino de Dios, sin dejarte llevar por lo que diga la gente, porque no hablas para darles gusto”.

Dinos, pues, qué te parece, ¿es lícito pagar tributo al César o no?” Pero Jesús, conociendo su malicia, dijo: “Hipócritas, ¿por qué me tientan? Muéstrenme la moneda del tributo”. Ellos le presentaron un denario.

Y les preguntó: “¿De quién es esta imagen y la inscripción?" Dijeron: "Del César". Jesús dice: “Pues den al César lo que es del César, y lo de Dios a Dios”. (Mt. 22, 15-22)  Reflexionemos:

-Nos invita a tomar en serio no sólo nuestras obligaciones de cristiano, sino también las tareas de ciudadanos, nuestros deberes políticos: “Den al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios

-El pasaje comienza con una pregunta aparentemente ingenua, pero muy ponzoñosa: “¿Se debe pagar el impuesto al César o no?”. Jesús, se da cuenta de la trampa. Afirmar o negar el pago reclamado por los romanos, es igualmente peligroso para Él.

Un no de Jesús le hace agitador, rebelde y enemigo del César. Un supone aceptar la ocupación romana, “sometimiento a los invasores” y negar la liberación del pueblo judío.

Pero Jesús da una respuesta genial; invita a cumplir con lo justo: dar a cada uno lo suyo. Dios tiene sus derechos y el César tiene los suyos.

-Den al César lo que es del César”. Políticos y autoridad estatal son instrumentos de Dios para realizar sus planes, aunque no lo sepan o no lo quieran. Dios se sirve del rey de Persia para realizar su plan de salvación del pueblo israelita. (Is. 45, 1. 4-6)

Así cualquier hombre, cualquier institución deben ser instrumentos de Dios. Cristo no niega el poder pagano de los romanos. Él acepta el Estado y a las autoridades políticas, porque la función de todo político es servicio al pueblo.

Por eso manda a los dirigidos (ñandé) lealtad, obediencia, colaboración y sacrificios a sus autoridades. El cristiano no es enemigo del Estado, es ciudadano  responsable.

La fe nunca es excusa para incumplir con las obligaciones familiares, sociales y políticas. Estaremos mejor dispuestos para servir a Dios, si servimos bien a nuestros hermanos. No hay duda de que puede haber tensiones y conflictos, pero los fieles los han superados.

Los soldados cristianos sirvieron al emperador infiel; pero cuando se tocaba la causa de Cristo, no reconocían sino a Aquél que estaba en los cielos”, asegura san Agustín

-Esto vale también para nosotros: “Den a Dios lo que es de Dios”. “Tenemos que obedecer a Dios antes que a los hombres”, dice San Pedro en Hechos de los Apóstoles (5,29). Es decir, en oposición a Dios no estoy obligado a ninguna obediencia.

Cuando el Estado exige cosas a las que no tiene derecho, le negamos obediencia. El arte de gobernar es muy difícil. El poder tiende a corromper a los que gobiernan. Por eso, criticamos a las autoridades. Pero, ¿rezamos por los políticos y gobernantes?

Todas las artes han producido sus maravillas, el arte de gobernar sólo ha producido monstruos” (Saint-Just, político y revolucionario francés1793)

jueves, 22 de octubre de 2020

¿UNIONES CIVILES GAY?

                       

 “Las personas homosexuales tienen derecho a estar en la familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de la familia a nadie, ni hacer la vida imposible por eso”.

“Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil. Tienen derecho a estar cubiertos legalmente”, dijo el Papa Francisco. “Yo defendí eso”. Unión civil de personas del mismo sexo, no es lo mismo que matrimonio católico entre hombre y mujer.

Francisco expresó su apoyo a la dignidad de los homosexuales: no deben ser rechazados por su núcleo más íntimo: la familia. Lo hizo en el documental “Francesco” estrenado (21.10.20) en el Festival de Cine de Roma: “Los homosexuales son hijos de Dios”. 

 La expresión: “respaldo del Papa a las uniones civiles de personas del mismo sexo” es mañosa y falsa, sacada de contexto. 

Dijo; Las personas homosexuales tienen derecho a estar en una familia, también son hijos de Dios. No se debe echar de una familia a nadie, ni hacerle la vida imposible por eso. Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil, tienen derecho a estar cubiertos legalmente. Yo defendí esto”

El Catecismo de la Iglesia Católica (CIC) dice con contundente claridad:

2357: (…) Son contrarios a la ley natural. Cierran el acto sexual al don de la vida. No proceden de una verdadera complementariedad afectiva y sexual. No pueden recibir aprobación en ningún caso.

2358: Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba.

Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.

2359: Las personas homosexuales están llamadas a la castidad. Con virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana.

Gente enemiga de la verdad -peor si se dice cristiana- trata a Dios como una adúltera. Oculta su relación con Él,  no lo ama, tiene relación doble: poligámica con el mundo y adúltera con Dios. Ese tipo de gente manipula con maldad el hecho como el que nos ocupa. ¡Francisco no apoya la unión gay!

¿Qué les motiva mentir…qué ganan con ello, o es sencilla y llanamente soberana idiotez? Es que, desde su libertad, el hombre puede inclinarse a la culpa, porque es libre, incluso, para hacer el mal. 

OBS: (He tenido alumnos gay...pero NUNCA los discriminé, no por compartir tal desviación ...sino por la dignidad que todo ser humano ha recibido de Dios) ¡Quien pueda entender...entienda! 

martes, 20 de octubre de 2020

ALGUNOS ¡OBSTÁCULOS! DEL RICO

                             

SI no naciste rico...en algún momento de tu vida soñaste con serlo.

Ejemplo: ganar la lotería, fantasías de estilos de vida de ricos y famosos, mansiones con un césped bien cuidado, piscinas enormes, isla personal, coches y yates deportivos caros, jets privado y mucho dinero.

Muchos ricos, supongo, no han de pasarla tan bien como imagina la mayoría, de “soguetos mboriahu ryguatá”. Aquellos despiertan antipatía y sospechas, así sean infundadas. Esto es así, aquí, allá y acullá.

Tal vez, un motivo -entre otros- sea, el pasaje bíblico mal entendido: “Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre en el Reino de los Cielos” (Mt, 19-23-30) 

El avaro, peor si es ladrón, tiene graves dilemas: *El dinero no compra felicidad, sólo "alquila" placer. Ser rico no significa vida fácil...trago, joda, ruido y perreo…solamente.

*Aunque lo nieguen, muchos sufren crisis de identidad, ahogando su existencia con alcohol o sedativos. Alguien confesó: A veces no sé qué clase de persona soy, me saludan con un buen día señor...pero creo  que me dicen: “Ladrón de m…hijo de p…”.

*"No es cierto que a los millonarios nos salgan amigos por todas partes. Fui una persona muy solitaria durante la Guerra Fría… colaboré con los soviéticos. Y cuando cayó el muro, James Bond dejó de contestar mis llamadas", dice el escritor Jaime Rubio Hancock.

Otras trabas que un amigo rico confiesa: *No confía en la gente. *Pierde identidad, al confundir dinero con felicidad. *Se vuelve adicto al dinero, porque lo único que tiene, es dinero”.

En Paraguay: ¿Por qué 3.000 policías cuidan a los políticos? Algunas autoridades llegan a tener hasta 15 uniformados a su cargo. El ministro del Interior, E. Acevedo, plantea que estos “guardias privados” pasen a la calle para cuidar al ciudadano. (cf. Hoy 03.12.19). ¿Qué decir...qué hacer?

¡Loable!: En redes sociales, se ve a Marcelo Rebelo de Sousa, presidente de Portugal sin guardia de seguridad, con tapaboca saliendo de la playa, saludando con el codo a la gente que lo reconocieron.

No es la primera vez que el presidente va a lugares públicos sin guardias, en otras ocasiones se le vio formando fila en supermercados o realizando actividades cotidianas. ¡A gente limpia, cuida la gente!

Es difícil ser correcto y respetuoso cuando la ira, rabia e indignación te laten en la sangre. Es difícil ser considerado con gente que día tras día y de forma descarada y sin vergüenza, te roban en la cara

Es imposible no dejarte llevar por la amargura cuando ves que tus esfuerzos son ninguneados a golpe de impuesto. A sablazo limpio. A robo con guante blanco…Ahora me dan ganas...de irme del país, de dejar de tributar en España”. ¿Y por aquí, cómo andamos...?

El que nada debe, nada teme; el que mal anda, mal acaba. El que guiña el ojo acarrea grandes males; el que dice necedades acaba en la ruina. Las palabras del justo son fuente de vida, pero al malvado lo ahoga la violencia (Proverbio 10:9-11). ¡Mala es la avaricia, no la riqueza!

Cualquier parecido con nuestra realidad es pura coincidencia....Obs: Este modesto servidor tiene amigos muy ricos...que ayudan al prójimo...luego, ¡no existe el mal absoluto! ...¡Entendéa kapelú!. 

viernes, 16 de octubre de 2020

“ACTITUD MONTARAZ”

                                      

 Dice el psicólogo Arturo Torres: “Para algunos, el conocimiento y la cultura solo sirven si da dinero, poder y fama”. Aunque vivamos en sociedades llenas de arte y valiosos conocimientos, no a todos interesa aprender cómo es el mundo. 

La gente inculta -no por falta de medios, sino por desidia- deja de aprender sobre lo complejo de la realidad social y natural.

La gente inculta es distinguida por: *Desconocer cosas muy básicas. Aprende lo justo y necesario para poder seguir viviendo del modo en que está acostumbrado. Eso significa que su nivel cultural se diferencia poco de un escolar de primaria.

*Vive con mentalidad de lucro. El conocimiento solo tiene valor si da algún tipo de beneficio económico o social. Por tanto, cualquier cosa que no suponga lucro, poder o mejora de las condiciones de vida, es desechada por considerarla inútil pérdida de tiempo.

*La gente inculta se distingue no solo por lo que sabe, sino por su actitud hacia aquellos que quieren saber más. 

Se nota, por la incomprensión hacia quienes se interesan por temas relevantes. Actitud que llega, incluso, a convertirse en burlas, como si hacer ciertas preguntas fuese motivo de risa por su extravagancia.

*Solo aprende lo justo y necesario. En cambio, la gente culta, se forma, incluso, por su cuenta: lee, pregunta, estudia. 

*Se enojan si son corregidas. Entienden como ataque la corrección fraterna, aunque sea para comprender las cosas y que haría cambiar de opinión sobre temas que creemos conocer bien.

*Otro rasgo típico de la gente inculta es que no asume su ignorancia con naturalidad: o la elogia como algo positivo, o la esconde. Al contrario, quienes son prudentes y cuerdos aceptan su ignorancia con sencillez, por aquello que, es normal no conocer todo.

*Corre de los libros: En caso de leer, hace con novelas del corazón o contratapa de diarios para “vibrar” o llorar por el resultado del fútbol amañado y mercantil, por tanto, idiotizante; nunca se zambulle en libros que le ayudará.  

El movimiento rítmico de los ojos sobre un libro facilita el sueño. El celular paraliza la mirada”, dice el psiquiatra Haroldo Martínez. 

Un pueblo ignorante, es un instrumento ciego de su propia destrucción”(Simón Bolívar) 

Y por casa, donde la densidad de tavy-mbareté-pokaré, por m2 crece sin frenos, ¿cómo andamos

“Tabletas y teléfonos móviles hacen a los terrícolas de todas las edades adictas al raudal de tonterías (vyroreí) que millones de usuarios comparten en Facebook, Instagram, Twitter, Whatsapp…

Entonces, por qué “pio” preocuparte “loo” por quien rechaza formarse... ¡entendéa kapelú

miércoles, 14 de octubre de 2020

“SI NO DICES NADA BUENO: “EKIRIRΔ

                                
Se dijo:El hombre es el único animal que bebe sin tener sed; come sin tener hambre y habla sin tener nada que decir. Los sabios hablan poco pero con tino y profundidad, mientras invierten mucho tiempo en escuchar, ver y callar. De ahí el refrán: ver, oír, callar, son cosas de gran preciar

Hablar poco cuesta, pero mucho vale. Pero, quizá por considerar que la palabra no tiene precio en el mercado, nada vale. Así, emitimos opiniones sin conocer la realidad…¡Ha hetá veces ña ñe´é mba reí!

Propagamos desorden y dolor en lugar de risas y alegría. Criticamos mucho y valoramos poco. No siempre es válido el: creo…me parece. Antes de desparramar nuestra “verdad subjetiva”, casi siempre tóxica, verifiquemos y pensemos en el daño que producen.

¿Por qué no hablar palabras restauradoras? ¿Por qué no decir cosas como ¡gracias! .. ¡Qué bien lo hiciste!; ¿puedo ayudarte?; ¡valoro tu trabajo y tu esfuerzo!...“De la abundancia del corazón habla la boca” (Mt 12-34) 

Sólo genera agua limpia el corazón sin “agua podrida”. Pidamos brújula divina para pensar la verdad, decir la verdad y vivir la verdad, así diremos palabras de vida y no, palabras cadáveres. Al punto, Víctor Reyes escribió: El arte de hablar; la virtud de callar

Hablar es fácil, callar requiere dominio. Hablar oportunamente, es acierto. Hablar frente al enemigo, es civismo. Hablar ante la injusticia, es valentía. Hablar para rectificar, es un deber. Hablar para defender, es compasión.  Hablar para ayudar, es caridad

Hablar con sinceridad, es rectitud. Hablar de sí mismo, vanidad. Hablar de fallas, es lastimar. Hablar debiendo callar, es necedad. Hablar por hablar, es tonteríaCallar cuando insultan, es amor. Callar las propias penas, es sacrificio

Callar de sí mismo, es humildad. Callar a tiempo, es prudencia. Callar en el dolor, penitenciaCallar palabras inútiles, es virtud. Callar cuando hieren, es santidad. Callar para defender, es nobleza

Callar defectos ajenos, es bondad. Callar debiendo hablar, es cobardía. Debemos primero aprender a callar para luego poder hablar. Que las palabras sean más valiosas que el silencio que rompo”.

Gran parte del éxito en las relaciones humanas se debe a la capacidad de escuchar, más que a la de hablar. Hablar de más o palabras vanas ñé é reí, es estupidez, es decir, a no tener nada que decir. "Somos dueños de nuestros silencios y esclavos de nuestras palabras". En cambio:

Hay casos, en los cuales el silencio es cobardía. ¿Cuántos matan la verdad con silencios? ¿Cuántos no estarán arrepentidos al callar diariamente delitos cometidos por nuestra enanizada, ignorante y matonil sociedad, fauna aun en pañales en su desarrollo moral?

Muchos hacen del callar “ekirirî”, un “tranquilo pá”. En nuestra pasada dictadura...cuántas desapariciones, torturas fueron cómplice del silencio? Hoy, en nuestra micro existencia delictiva, una mayoría calla. ¿De cuántos casos de corrupción, robo y demás...somos cómplices?

La palabra de honor despareció en favor de lo funcional bien pagado, ¡a pesar de vendernos como ángeles!

Sólo describo una realidad, pero... ¡Quien esté libre de pecados, arroje la primera piedra!.. (Este servidor-pecador con escasas luces, de rudo e indigesto hablar, también hace mea culpa por ñe´é rei)

viernes, 9 de octubre de 2020

NUESTRA VOLUNTAD A “PRUEBA”

                                 
El Decreto 4.115 del Poder Ejecutivo ordena medidas para el levantamiento gradual del aislamiento preventivo en todo el territorio nacional…Rige hasta el 25 de octubre, de 05 a 23:59. Pero… ¡no se declaró so ó hina capelú!

 Los eventos se realizarán con distanciamiento físico de dos metros. Encuentros sociales, con máximo de 12 personas: con lavado de mano, no compartir mate o tereré, ni el mismo vaso para la "ceesita", uso de tapabocas¡No se declaró so’o hina! Más de 36,5 millones de casos y más de un millón de muertos hay en el mundo.

Investigadores dicen que entre 5 y 40 casos de cada 1.000 contagios del virus son fatales, con una aproximación más precisa de nueve casos de cada 1.000. Es decir, el 1%. 

El Covid…¡Mata, o poro Juká!... ¡Mba éicha pio la nde vyroiteréi anguirú!

Cada uno debe ser responsable de no enfermarse e infectar a otros”. Tenés libertad de culpar al gobierno, al Papa, a quien quieras, pero no cuidarte, morir y matar a otros, es cosa de imbéciles... ¡entendéa mi socio!

Dice Carlos Díaz: ¡Qué inmensa paradoja la del animal racional, caña pensante, microcósmicamente débil y quebradizo en su noche, macrocósmicamente destructor, en su día, ángel y bestia al mismo tiempo. Y a la vez, causa de aflicción y fuente de admiración!

El nivel de desarrollo moral del humano no va parejo con lo tecnológico. Fácil es hacer ciencia y tecnología. Difícil es ser respetuoso, buen vecino, buena gente. La ciencia avanza, pero, la ética y el sentido común, parecen estar en retroceso, es decir, o “progresá la atraso.

Sin identidad moral, miles de terrícolas, dicen que en materia de valores todo es relativo, nada es verdad ni mentira, todo depende del cristal con que se mira, “he í ña Casimira”.

El humano es un animal enfermo, etimológicamente hablando (in-firmis, no firme): camina con un pie más corto que otro, hipertrofia su brazo de acero de tecnita a costa de su noble y bella alma.

Parece que la solución no es tan fácil; escuelas y universidades del primer mundo no resuelven esta cuestión. Entonces, ¿para qué sirve la escuela si no es para hacernos mejores, más buenos, sin dejar por ello de ser más técnicos?...

Peor es no tener esperanza, tirar la toalla, entregarse al yugo del tavý-mbareté. Aunque en esto de lo peor siempre hay algo “más peor”, por ej: ser esclavo del “hago lo que quiero”, fruto de la debilidad, que me hace perder hasta el honor, un patrimonio del alma.

Hacer lo que se debe, en el caso, es ser responsables en nuestro actuar. No morir ni matar por bestiaria ignorancia....tan nuestra (ñane mba-é).. 

Alguien dijo: “El mundo es una gran montaña de mierda que hay que agarrar con las manos…sin ensuciarse el corazón”.

Transformar la sociedad no se hace tomando cerveza en casa, hay que trabajar en la calle, en el campo, en la escuela, la oficina, el yo, el vos, el nosotros. “Meterse en política”, es convivir con los demás con humanidad. 

Hacer política” es participar en el bien común. Regenerar lo de-generado, tratar de ajustar lo desajustado, poner justicia donde hay injusticia…

En fin, la política no solamente es algo bueno, sino la expresión sistematizada de la caridad, cosa de los mejores, según algunos papas del Siglo XX...."ña entende mí ramo"

Si la hacen los peores es porque los "buenos" no lo hacen, de ahí que el peor de los políticos malos sea mejor que el más bueno de los abstencionistas. 

¡De ahora en más capelú, somos los únicos responsables de nuestras vidas!

miércoles, 7 de octubre de 2020

¡CÓMO TE LLAMAS!

                                                    
Me llamo Ing. María Sinfó… Dr. Pysá Tronco… Lic. Caramayola Tapa…El nombre es valioso. Es la palabra más dulce de escuchar. Es nuestra seña de identidad”.

Llamar al otro por su nombre supone un efecto gratificante. Hace sentir valorado, es vínculo de confianza y vuelve a las personas más abiertas. Implica alta sensibilidad.

Muchos, ante la pregunta, ¿cómo se llama usted, de inmediato responde: ing, doctor, lic. fulano de tal. ¿Quién pio te dijo que el cartón  académico es parte del nombre? ¡Ah che memby...por qué pio así loo!

Mencionar el título es una distinción de orden académico del que uno se hace merecedor, al haber concluido la carrera universitaria. ¡Y está bien!.. Pero...pero...

"Se tienen anécdotas de personas que han ido a sacar una copia de su acta de nacimiento, y piden que se les adicione el título universitario. Parece que nacieron siendo doctores o licenciados. ¡Cuánta mediocridad!", dice Rolando Fernández. Y agrega:

 “Quienes exigen anteponer el título a sus nombres, lo hacen por mediocres o narcisos. Otros, lo hacen por “lambonismo” (lamebotas) por creerse meritorios. Subalternos y seguidores, tienen que adularlos, para satisfacer su enfermizo egocentrismo". 

A los encopetados exigentes, cuando les dicen, Ing, doctor o licenciado, se sienten importantes; se abren como los pavos reales; “expanden las alas a todo dar”; se auto consideran la gran cosa. 

Otro katú he-í: “Te digo nio profesor o doctor, “por respeto…lo que, obviamente, hace suponer que, al llamar al otro por su nombre, ¡no se le respeta!. No es falta de respeto llamar al ministro ni al Presidente ¡señor Marito!...¿O sí? 

No es necesario llamarme por un título ya que estudiamos para ser mejores, ayudar a la familia, al prójimo…el título se muestra en la práctica con humildad, sinceridad cariño...ese es mi título" 

Si no te gusta tu nombre, vas a la institución encargada de tramitar el cambio de nombre. Ser libre es poder decir y hacer lo quieras. La libertad es un elemento constitutivo de la dignidad humana.

Dios nos hizo libres para elegir el bien o el mal…el cautiverio y muerte... o vida eterna. A la libertad de actuar según nuestra voluntad, llaman libre albedrío

Luego, me permito decir: no es falta al respeto llamar a la persona por su nombre, así sea el gerente general del universo.  ¡Hasta siempre…¡calificados lectores...gracias manté!

domingo, 4 de octubre de 2020

GENTE TÓXICA: “KANGUERÓ”

                                    

Los psicólogos llaman personas tóxicas a aquellas de mentalidad negativa y conductas que perjudican a quienes los rodean. Son tramposas-pokarê. Provocan efectos negativos. Personas tóxicas" hay en nuestro círculo social, en el trabajo o en la propia familia y son:

-Egocéntricas. Sólo hablan de sí mismas, lo hacen en exceso y se olvidan de aquellos que los rodean. Son narcisistas y arrogantes.

Son indiferentes a las necesidades de los demás. Sus problemas siempre están por encima de todos, obligando a los demás a atender sus necesidades, aunque estas sean nimias o banales.

-Pesimistas y negativas: La base de su conversación es "plagueo" y ánimo derrotista. Solo critican  y ven el lado negro de las cosas, se centran en los problemas: no en soluciones.

-Se victimizan siempre: Así son centro de atención, evitan hacerse responsables de sus actos y hacen que los demás atiendan y satisfagan sus necesidades.

-Envidiosas y celosas: les disgustan lo bueno que te sucede, no dan importancia a tus logros o actúan con indiferencia ante ellos. Suelen desanimar a otros, encontrando siempre un error o un "pero" a tus ideas, planes, etc.

Otras actitudes que muestran su envidia es hacerse con méritos ajenos, criticando. Luego, es muy probable que cuando esté con otras personas, hable también mal de vos.

-Incapaces de alegrarse con los demás: se alegran del mal ajeno y sienten envidia cuando a los demás les va bien.

-Vanidosas: arrogantes y soberbias, se glorifican a sí mismas y alardean de sus dones intelectuales, físicos, etc… -Ignorantes: su ignorancia, les lleva creerse superior a todos.

-Infelices: aunque muestren lo contrario, en realidad no son felices, porque sus actitudes negativas, impide vivir en paz, concluye Marta Vicente. 

Cuando nos agreden, las vemos como "enemigas" y afloran sentimientos negativos hacia ellas, pero, es mejor ser compasivos. Nuestra actitud cristiana ha de ser compasiva...con ella... no con sus actos. 

Hay otro tipo de “Kangueró”, según la gentuza: es ese pequeño universo de gente, que orienta su lucidez hacia acciones honestas, rema contra-corriente, corrige fraternalmente a quien yerra, ayuda....

¡Es que, el bestiario no tolera la decencia!.. Más confiable es el amigo que corrige que el enemigo que besa (Prov. 27, 6) Y San Agustín advierte la grave falta de omitir ayuda al prójimo: “Peor eres tú callando que él faltando”.

Luego, ¿importa que goriloides de conciencia averiada te considere Tóxico o Kangueró”? .