miércoles, 27 de mayo de 2020

“AMA Y HAZ LO QUE QUIERAS”...

Ama y haz lo que quieras. Si callas, callarás con amor; si...
Dice Charlie Gómez-Vírseda, SJ: El problema es que amar no es tan sencillo. Como lema está muy bien pero a la hora de concretarlo, surgen los problemas. Porque a veces aquello que creo que es amor no dura en el tiempo.

Otras veces, detrás de un acto aparentemente generoso, descubro que me estoy buscando a mí mismo; que en realidad me ofusco si no se me agradece lo suficiente. Quiero amar, pero depende de a quién.

Hay gente a la que soy incapaz de amar porque me producen rechazo, o me son desconocidos, o simplemente porque ellos tampoco me tratan bien. A veces no amo por miedo a que me hagan daño.

Prefiero simular un sucedáneo de amor, que me permite pasar página sin que duela. En ocasiones, amar supone renunciar a mi tiempo o a mi libertad. ¿Un voluntariado? Sí, pero en cuanto llegan los exámenes…

¡Qué fácil es querer el bien… pero qué difícil hacerlo bien! Ahora me doy cuenta de la cara oculta de esta frase: ama y haz lo que quieras. Sí, pero ¿quién me enseña a mí a amar?

¿Quién es capaz de proponer un amor incondicional hasta el final? Es ahí donde el cristianismo responde con una vida, con una historia, con un nombre. Jesús de Nazaret, el rostro de Dios vivo.

En el Evangelio se cuenta la vida de quien tuvo el valor de pasar haciendo el bien hasta sus últimas consecuencias. Una vida donde caben silencios y palabras; oración y acción; lágrimas y amistades; consuelos y broncas; alegría y cruz.

Es la vida de quien se hacía llamar Maestro y amó hasta el extremo. Porque quizá, sólo con él y como él, sí que se puede decir: ama y haz lo que quieras.

Pero, ¡cuidado Goyín!.. “Ama y haz lo que quieras”… no es dar riendas sueltas a tus caprichos y ocurrencias, sino lo que realmente es bueno querer. No lo que te digan los sentimientos, o tu capricho, no, no… ¡lo que puedas realmente querer!.

Haz lo que quieras, no es tu estúpida borrachera, tu insano capricho, tu depravado gusto, violando normas y molestado a terceros con alto volumen de tu equipo de sonido, el “perreo”…entre otras perversas conductas condenadas por la sociedad decente.

Sé amigo Goyín que no haces todas estas “goriladas” por malo, sino por tener la conciencia averiada, errónea, tal vez porque en tu casa nada aprendiste. Pero como somos amigos y de verdad te aprecio, me permito ofrecerte una corrección fraterna. (¡Yo también fui en el pasado un aborto social!)

Me despido de vos con sincero aprecio y las siguientes citas: “Más vale ser reprendido con franqueza que ser amado en secreto”. “Más confiable es el amigo que hiere que el enemigo que besa.” (Prov. 25, 5-6) ¡Hasta la próxima semana amigo!

viernes, 22 de mayo de 2020

AUTORIDAD, HONESTA Y HUMILDE

Severo castigo para politicos corruptos.." < Objetivo Digital
¡Qué p…Joselito!…hace tiempo que estamos podridos de ver que la plata pública – que çustedes los académicos chetos llaman recursos- son tragados por muchas autoridades arrebatadas por la corrupción y el poder. Ahora, katú, con el covil-19 saltan las denuncias.

¡Araka éiko la ñane autoridad kuera o je py á poranduta!: ¿Desde que me votaron para ser autoridad, estoy utilizando bien los recursos que tengo en mi institución?. ¿Estoy con la conciencia tranquila o limpia? ¿Doy garantía de honestidad a la ciudadanía?

Es hora ya de tener autoridades honestas que usen bien la plata y puedan llegar a la gente que más lo necesita. Antes ya loo, y ahora, con esta cuarentena agrava más crisis por pérdida de puestos de trabajo y los más golpeados son quienes viven de changas…

Cada día saltan más casos de corrupción salpicando a este o aquel funcionario público, parlamentario, juez, fiscal,…zambullidos en la hedionda cloaca de pillaje, depredación,  prostitución…disparó Goyín visiblemente enojado.

Estos abortos sociales pio no tienen familia mba´é. ¿No piensa pio que sus hijos menores pueden ser escrachados en la calle o en la escuela por causa de su papá mondahá? ...¿Por qué pio la nenita tiene que pagar los delitos del corrupto?... a punto de explotar de ira.  

¡Pará amigo,…vas a infartar!...dijo Joselito. Dejó pasar unos minutos, luego…con tono indulgente, preguntó: ¿querés escuchar mi opinión sobre tu enojo? La respuesta no se hizo esperar…“e joká katú hese”.

Joselito he´í: Te doy razón, en parte. Parece que es algo imposible pedir honestidad a Los “pokaretos”. Pero es posible, -aunque no muchos-, hay políticos honestos, que rechazan  la corrupción. Saben que es como el covid-19 asintomático, que va matando.

Muchos “ciudadanos de 2ª.” como vos y yo -según nuestro “Cervantes mbyá criollo”-repiten casi normalmente esta gloriosa idiotez faraónica: «No importa que la autoridad robe…lo que importa es que haga obras»
  
Así, prometen todo, pero eso sirve solo para el momento, porque tarde o temprano, acaban muy mal, desprestigian su imagen personal, y golpean a su núcleo familiar…que quedará marcado para siempre.

Es mejor caminar en la verdad, llamar a las cosas por su nombre y no esperar que suceda algo grave para reaccionar. Las autoridades deben ser íntegras, cumplir sus promesas. Benedicto XVI dijo claramente que hay «Crisis de Verdad» (13.05.2010)

La humildad informa que ningún mortal es perfecto, que por el camino rectificamos errores. La humildad hace pisar tierra al “Nerón” moderno, que los aplausos y halagos de su “fauna hurreril”, elevaron  su ego, infectándolo el “síndrome de diocesillo”.

La humildad es de valientes. La soberbia nos no deja ver en que estamos fallando. La soberbia dice «los demás fallan, vos, estas bien», y con ese pensamiento nunca podremos mejorar.ç

 Además, y por encima de competencias y créditos académicos, necesitamos políticos y autoridades con valores éticos. Estos valores no se compran…se consiguen con esfuerzo y dedicación, que comienzan en el taller de la vida: "La familia”. 

jueves, 21 de mayo de 2020

LA JUSTICIA: HAY QUE REINVENTARLA

Abbiad© RAPtivista™ on Twitter: "SABIDURÍA CON MAYÚSCULAS: "Hay ...
 Publicado el 11.02.2015. Comencemos por el final…Veamos de qué se trata. Empecemos a entrever “en qué y para qué” podría llegar a ser la Justicia. Construyamos en primer lugar un marco conceptual...de esa “Otra Justicia”.

La Justicia habría de ser un servicio útil y no lo es. Hoy día no es el servicio público que precisa la gran mayoría de ciudadanos para resolver sus litigios, basados en los derechos y obligaciones, tanto entre sí como entre ellos y el Estado.

Así comienza Manuela Carmena la ponencia con la que “Espacio Público” abrió el debate sobre la necesidad de reinventar la justicia. Durante más de dos meses han contribuido personalidades de todos los ámbitos del mundo de la Justicia.

Jaume Asens, abogado, critica el Consejo General del Poder Judicial, “institución endogámica, a su juicio, altamente politizada e incapaz de acometer su principal tarea: poner orden en la justicia y proteger la independencia de quien debe ejercerla”.

Con su vinculación al poder político, se ha convertido en un problema más que en la solución. Para Margarita Robles, magistrada del Tribunal Supremo, “los jueces tienen que ser el punto esencial y básico de la protección de los derechos de los ciudadanos”.

Este fue uno de los puntos de más controversia entre los participantes en el debate presencial al cierre de esta ponencia, que moderó Julia Pérez, especialista en Tribunales del diario Público, en Madrid.

No basta con modificaciones parciales. Hay que revisar el concepto: lo que debe ser la Justicia. En tanto que no se replantee, como algo distinto, las reformas parciales, aun bien intencionadas, acaban siendo fagocitadas y deformadas por intereses de la inercia judicial.

En nuestro país, el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados apercibió a los miembros de un Tribunal de Sentencia por mal desempeño de funciones, en un caso de abuso sexual.

El caso: Los jueces Hugo Ríos, Gerardo Ruiz Díaz y Jorge Giménez Samaniego condenaron a un hombre por abusar sexualmente de su hijastra por lo menos durante dos años, cuando la niña tenía entre 7 y 9 años. (cf. UH 20.05.20)

El sujeto recibió una sentencia de dos años de prisión con suspensión de condena, es decir, no irá a la cárcel pero tendrá que cumplir ciertas reglas de conducta. Porque:

Felizmente no se probó que vos le metiste tu pilín en su vagina, pero para nosotros, de forma unánime, sí se probó una cosa: que hubo abuso sexual porque está probado que vos le besaste, le frotaste, eyaculaste por ella, que le metías tu pilín en su boca.

“Ya no te vas a ir adentro. Sería bueno que recapacites. Vas a cumplir con una serie de reglas de conducta, y te adelanto que una es la prohibición absoluta de acercarse a la víctima”, detalló durante el juicio. (29.09.2019)...y agregó...

Sos un tipo preparado, hablás bien, tenés tu profesión, mitã’i porã”, destacó el juez. Mientras que otro juez aseguró que anteriormente “era normal” que los adultos toquen a las niñas en sus partes íntimas, y que las abuelas podían confirmar eso.

La Coordinadora por los Derechos de la Infancia y la Adolescencia fue una de las tantas organizaciones por los DDHH que cuestionó a la justicia paraguaya, además de la falta de interés superior de la niñez y la adolescencia.

Obs: Manuela Carmena Castrillo abogada laboralista, juez emérita y política española. Ejerció de vocal del Consejo General del Poder Judicial. Ella afirma “En teoría todos somos iguales ante la ley; en la práctica no”.  

Y a usted...estimado lector...¿qué le parece?

martes, 19 de mayo de 2020

¿QUÉ TENEMOS QUE NO HAYAMOS RECIBIDO?

De Lo Recibido De Tu Mano Te Damos¡ 1 Crónicas 29:14
¡Ndé Joselo…qué valé loo es Bill Gates!, uno de los más ricos del mundo, luego de inventar lo que sería Windows en el garaje de su casa. Con esfuerzo y dedicación logró éxito. Eso es lo que leí la otra vez. Recomendó 11 reglas para triunfar en la vida:

1. La vida no es justa, acostúmbrate. 2. Al mundo no le importa tu autoestima, espera que logres algo tanto si te sientes bien, o no. 3. No ganarás 5.000 dólares mensuales al terminar la universidad y no serás presidente hasta que con tu esfuerzo ganes estos logros.
                       
4. Si crees que un profesor es duro, espera a tener un jefe, que no tiene afición de enseñar ni paciencia. 5. Trabajar haciendo hamburguesas no es perder la dignidad. Tus abuelos tenían una palabra diferente para referirse a la dignidad: oportunidad.

6. Los errores no son culpa de los padres. Si fallas, no te lamentes, aprende de ellos. 7. Antes de que nacieras tus padres no eran aburridos. Comenzaron a serlo para pagar tus estudios, facturas, lavar tu ropa…así que, empieza por limpiar tu cuarto, ropa, y platos...

8. En la escuela ya no hay ganadores y perdedores. Ahora todos tienen la oportunidad de encontrar la respuesta correcta para que todo sea más fácil, pero en la vida real eso no ocurre. Si te equivocas, pagas el precio y pierdes.

9. La vida no se divide en semestres o trimestres y no tendrás las vacaciones ideales en lugares paradisíacos. Pocos jefes se interesarán en ayudarte a que te encuentres a ti mismo, para eso existe el tiempo libre, del que tendrás muy poco si quieres progresar.

10. La televisión no es parte de la vida cotidiana. En la vida real, las personas salen de la cafetería para ir a trabajar. 11. Sé amable con los más inteligentes de tu clase ya que es probable que termines trabajando para ellos o bajo su dirección.

¿Qué te parece Joselito? expresó Goyín entusiasmado….

¡Bien anguirú!…interrumpió Joselo; comparto tu satisfacción y te felicito por dedicarte a la lectura, animó Joselo y agregó: pero quiero señalar algo que el exitoso Bill Gates olvidó o no sabía: No se acordó de Aquel que le dio los talentos: de ¡Ñandejara!

“Porque ¿quién te distingue? ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te glorías como si no lo hubieras recibido?” (1 Cor. 4:7).

Por mucho que nos afanemos, no podemos añadir a la vida ni siquiera una hora (Mt.6:27), si sin Cristo nada podemos hacer (Juan 15:5), si todo buen regado y todo don perfecto desciende de lo alto (Santiago 1:17), ¿cómo puede uno ignorar lo que gratis  recibimos?

Por lo tanto, debemos examinarnos cuidadosamente y responder con honestidad a estas preguntas que hace Pablo: “¿qué tienes que no hayas recibido? Esto no significa que no valoramos el esfuerzo humano.

No importa qué tan emprendedores, aplicados o responsables seamos en nuestras tareas o profesión, amigo: nada tendríamos si Ñandejara no nos da. Él da la vida, Él sustenta, todos los talentos que vienen de su generosa mano.

Es orgulloso y arrogante quien cree ser un experto en todos los temas, y que, en consecuencia, no tiene interés en escuchar otras opiniones. Una persona arrogante llega, incluso, a despreciar y ofender a las otras personas. (El comentario no acusa a Bill Gates...sólo es una tendencia humana)

Los soberbios se complacen en sus éxitos, en su fortaleza de carácter indomable, en su sabiduría humana, en su poderío económico, en su viveza criolla, en una vida independiente de Dios.

Pero, nosotros los cristianos Goyín, damos gracias a Dios por los dones recibidos: inteligencia, fortaleza, voluntad, salud, alegría…y encontramos consuelo en Él, su Palabra es nuestro consuelo en medio de tantos problemas.

Porque… ¿Qué tenemos que no hayamos recibido

lunes, 18 de mayo de 2020

EL AHORRO

Únete al reto de ahorro familiar y juntos alcancen su meta!
¡Mba-é tekó Joselito... ko cuarentena pukú chembo vare-á ma hina anguirú!...

¿Qué pasa Goyín?... ¡como que…qué pasa!....me quedé sin laburo por causa de esta plaga del coronavirus!, refunfuñó, Goyín, furioso.

Este acontecimiento nos enseña que puede ocurrir cualquier imprevisto…como el que sufrimos…entonces, hablamos de la necesidad de Ahorrar¡nde tavy…trakekó gano poco loo! disparó, babeando de rabia.

Hay gente que vive con escuálido y desnutrido salario, con deudas, “bicicleteando”… y, pedirles que ahorren (michi mínte jepé) un poquito de sus ingresos, es como pedirles que vuelen…más o menos.

Vos decís eso porque ganas bien y todo devalde loocontinuó rojo de ira.
Si no querés escucharme…lo dejamos por aquí…Al parecer, Goyín cayó en la cuenta de que estaba fallando (o kuarú karé), dijo: está bien…disculpáme, ya no te interrumpo.

Amigo, siempre se puede ahorrar, y si se quiere, se hace hábito. Para eso hay que tener voluntad firme: gastar en lo necesario, no en lo que se desea. Hay cosas útiles, pero no necesarias. Así podés ahorrar, y no pedir el día 15 de cada mes “el famoso vale quincenal

Te doy, de varios, dos ejemplos: 1. No es necesario comer asado cada domingo con media docena de cerveza, nde estiloitépe. 2. Tu samsung galaxy s20, supera dos veces tu sueldo, hi ari re debé hesé 10 meses.  ¡Trakekó nde chapí!sólo necesitas un teléfono de 20 dólares, no más.

Regla de oro: ¡No debes gastar más de lo que ganas! Bueno sería activar la antigua "alcancía", para soportar las épocas de “vacas flacas”. Es cuestión de madurez: saber lo que se quiere y querer lo que se sabe.

Es verdad que un hábito no se puede lograr apretando un botón. Hábito es repetición de actos y para eso, es necesario insertar en nuestro “sistema operativo”, el chip de la cultura del ahorro.

Tenemos que educarnos haciendo un presupuesto mensual de ingresos y gastos para “ajustar los cinturones cuando sea necesario -como ahora-, y no vivir siempre “consumidos por el consumo que nos consume y torturados por usureros. ¡Mba éicha pio la ne re entendéi socio!

Y así evitar, por fin, ese estilo japú-pokaré; que los hijos digan: “no está mi papá”, cuando el cobrador viene a tocarnos el timbre de la casa o que te rompan los kinotos, cuando suene el celular con los reclamos del departamento de cobranzas…de donde retiraste un plasma de 100 pulgadas.

De paso, damos buenos ejemplos a los hijos, viviendo con templanza. La templanza grita a los padres: ¡Moderen el despilfarro, tengan austeridad! Si lo hacen (no sólo si lo dicen), los hijos aprenderán que no es más feliz quien más tiene, sino, quien menos necesita.

Si no se desea mucho, hasta las cosas más pequeñas parecerán grandes. Sócrates decía:! Cuánto es lo que no necesito y lo que necesito, cuán poco lo necesito! La familia sobria no piensa en lo que no tiene, se complace y contenta con lo que tiene.

El hombre superior ama su alma…el inferior, sus cosas. Sólo un lujo es aceptable: el lujo de despojarse de lo superfluo, un lujo bendito que educa los hábitos del gusto y del consumo. La templanza, por lo tanto, es una virtud del día a día, nos recuerda el hermano en la fe, Carlos Díaz.

¿Cuántos papás convierten a sus hijos en abortos sociales, por permitirlo todo, el “quiero, me gusta, nadie me dice lo que tengo que hacer, etc.”. ¿Cuántos son ejemplos de indecencia, mal gusto y deshonestidad? Por eso amigo, ¡empezá a ahorrar ya… al menos, por tus hijos! ¿Si pa? 

viernes, 15 de mayo de 2020

PAPÁS PERMISIVOS: ¡HIJOS GORILOIDES!

HIJOS INÚTILES; PADRES PERMISIVOS - YouTube
En general, la conducta de personas permisivas, consideradas “tolerantes”, configura una sociedad falsamente libre y por consiguiente, una sociedad in firmis, no firme, es decir, enferma.

Los papás permisivos –no digo malos, a priori-, suelen criar hijos -las más de las veces- inconscientes patoteros. Y cuando se quejan de su prole goriloide, ¿no será por haber sido permisivos?: “Del mismo cuero sale la correa”, afirma aquel refrán.

De padres permisivos surgen hijos prepotentes, irrespetuosos con síndrome de “gerente general del universo”, ignorantes de cómo usar la libertad para elegir el bien y evitar el mal, porque no diferencian lo bueno de lo malo.

Así las cosas, los hijos de papás permisivos se tornan hombres-masa, es decir, incapaces de razonar, siguiendo impulsos por satisfacer sus caprichos: molestan al vecindario con polución sonora, en medio de la noche, entre otros actos, propios de imbéciles.

Si los hijos han olfateado algún norte, lo han perdido, y no viven respetando a los demás. Un clásico ejemplo: donde van molestan, porque en casa los malcriaron mimando a sus “retoños” con la infantil excusa:¡los jóvenes ko ahora así noma loo son!

Este modo de conducta genera, además de confusión, reprochable estilo de vida.

El “perdonavidas” no tiene límites para motorizar su idiotezca conducta matonil, porque el combustible que le da aliento, proviene de su casa. Si no hay valores, si cada quien hace lo que quiere, no hay respeto ni solidaridad.

El derecho a la paz, tranquilidad, respeto al “otro” son elementos del bien común. Nadie tiene mandato para pisotear al semejante, argumentando la ignorante y enfermiza costumbre abogadil de cacarear: “Estoy en mi casa -propiedad privada-y nadie puede impedirme hacer lo que quiera”.

Si no se respetan reglas básicas de convivencia humana, no es posible que haya sociedad, luego, sería regresar al estado salvaje de las cavernas y cobraría saludable vigencia la frase “homo homini lupus” el hombre es lobo para el hombre. (Thomas Hobbes -1588-1679).

Cuando respetamos al otro es porque sabemos que el otro es diferente: un valor único, irrepetible en el mundo y en la historia. Pero si el otro nada vale, si es algo indiferente, y es “menos que yo o no es nadie”, entonces, ¿por qué le voy a respetar?

Dice E. Mounier: La realización del hombre como persona tiene lugar en la comunidad. Lo contrario de una comunidad es la masa, aglomeración, indiferente, sociedad sin rostro, donde los individuos son iguales pero no próximos...donde “Manipulan y oprimen unos pocos”.

Así como se aprende a ser “yo”, se aprende también a ser “nosotros” y como hay una degeneración del “yo” en el individuo, puede haber una degeneración del nosotros, es decir, se vuelve masa.

Se pregunta Aquilino Polaino, Neurólogo y Psiquiatra (1945): ¿Puede haber una cultura sin valores?¿Puede progresar la cultura en una sociedad permisiva? En la familia, cultivar la «tierra» significa cultivar al hombre, a sí mismo, y todo esto supone esfuerzo.

Si todo estuviera permitido, el esfuerzo, lógicamente también, estaría permitido, pero serían muy pocos los que opten por él, si es igual el esfuerzo que la vagancia.

El papá que no educa por ser «permisivo», ¿está haciendo algo por el futuro de este país? Sí; está contribuyendo a aumentar el número de «patoteros», que son los que arruinan nuestras importantes instituciones como la universidad.

Esta fauna es responsable de que «Las aulas universitarias sean mitad cuadra y mitad prostíbulo». Esa es una de las principales consecuencias del permisivismo”, decía el escritor Indro Montanelli.

Los padres no permisivos son educadores. Por eso no ignoran que hay que luchar contra el “buenismo inútil”, que hay que luchar cada uno contra sí mismo, para no ser permisivo ni con uno mismo, ni con los demás.

Los padres, decía el Dr. Carlos Díaz: “Ya no seamos chorros de espermatozoides o vagina de reproducción solamente”, debemos ser educadores de nuestros hijos para una mejor sociedad. El Paraguay merece una familia mejorada. ¡Feliz día de la Madre!.

miércoles, 13 de mayo de 2020

LA VERDAD NO DEPENDE DE UNA MAYORÍA

Pin en Irreflexiones
 La verdad es la realidad. No reside en la opinión de la mayoría, ni en el común denominador de las diferentes opiniones. El diálogo es el camino para evitar o solucionar múltiples problemas. 

Sabemos también, que el diálogo recompone malas relaciones interpersonales. Tampoco es menos cierto que, si se llega a un consenso, y si tal acuerdo es por mayoría, se espera buenos arreglos.

Pero, sabemos también que todo lo antementado lo aguanta el papel. ¿Por qué? Porque el simple acuerdo –sobre todo en nuestro medio- no siempre garantiza la validez de lo acordado. Ejemplos, lo tenemos montones.

El mentado “la voz del pueblo es la voz de Dios”, muchas veces es, tan patéticamente irreal, como que Paraguay se halla ubicado en el Polo Norte. Luego, el error por mayoría es uno de los grandes líos del consenso, sin equilibrado juicio.

José Antonio Marina, escritor e investigador español, cuenta que: “Un esclavista decidió poner en libertad a sus esclavos. Pero muchos de ellos pensaron que la libertad sería un yugo mucho más pesado que su acostumbrada esclavitud.

Así que lo sometieron a votación, y los que rechazaron la oferta de libertad, ganaron por mayoría. Por esa ironía del procedimiento, el amo se convirtió en esclavista, por mayoría universal”.

La paradoja de esta situación muestra las limitaciones del consenso solo por consensuar. Conocemos consensos absolutos como injustos que han durado milenios: el antiguo consenso sobre la movilidad del sol y la inmovilidad de la tierra.

Sobre la carencia de los derechos del niño, entre otros tantos ejemplos (…) Porque los hombres han estado mayoritariamente de acuerdo en colosales disparates. Los consensos puramente reales, fácticos o efectivos, no bastan para legitimar nada (cf. José R. Ayllón “Desfile de Modelos” p. 187).

¿No han consensuado, una y otra vez, faraónicos disparates “gloriosos” legisladores, estrangulando al pueblo con siniestras leyes como SOAT y otras que, había sido eran malas y luego, impunemente se retractan? Y, ¿qué de asesinatos de niños (aborto legal), consensuado por mayoría de legisladores?

Es preciso entender que la Ética no nace automáticamente del acuerdo, pues como la experiencia nos enseña, hay acuerdos que son traiciones y matan. Mac Intyre, en su Historia de la Ética, propone este sencillo problema:

Si en una sociedad de doce personas hay diez sádicos, ¿ordena el consenso que los dos no sádicos deben ser torturados? (….)

Y para no ser acusado de jugar con lo fantástico, hace otra pregunta: ¿qué validez tiene el consenso de una sociedad donde hay acuerdo general respecto del asesinato en masa de judíos?

El mismo se responde que: el consenso sólo es legítimo cuando todos aceptan normas básicas de conducta moral. (p.183)

Aceptar normas básicas de conducta moral quiere decir, que el debate no es el último apoyo de la ética, Porque un apoyo discutible deja de ser apoyo. “Quien debate si se puede matar a la propia mamá no merece argumentos sino azotes.La ética se fundamenta sobre argumentos no discutible.

José A. Marina nos deja esta lección de lujo: la Ética es la gran creación de la inteligencia, por encima de la alta Matemática y de la Física cuántica, pues nos abre el camino en la maraña de la selva y nos permite inventar un mundo habitable.

La Ética encuentra soluciones a los graves problemas del vivir, y por eso es el modo más inteligente de ser inteligente, también la asignatura más importante. Había que decirlo, y Marina lo dijo, con la máxima brillantez. (cf. Desfile de Modelos p, 22). 

¡Aunque la verdad esté en minoría, sigue siendo la VERDAD!